Ir al contenido principal

Entradas populares de este blog

Croquis de "grand confort/clubchair (1927)"

Diseño - Le Corbusier

Buscando desesperadamente a Petra.

"Las amargas lágrimas de Petra von Kant", fue un mazazo a mi trastocado cerebelo, sentado en una rígida butaca de la Sala Leopoldo Lugones (del teatro San Martín) disfruté de uno de los mejores films de Fassbinder, un "melodrama lesbo" llevado a la exageración "kitsch"(antecedente de la estética de Almodovar) Luego de apreciarla en aquel Festival del Goethe Institut, nunca más pude volver verla, Buenos Aires la capital cosmopolita y centro cultural de vanguardia del sur, no poseía ni una " misera copia", me he paseado por cuanta videoteca o cineclub existe en estos lares. Por suerte mi amigo y poeta suizo Markus Hediger, se apiadó de mi alma pampa y me la trae en su próximo viaje a la Argentina... Espero compartir con quien quiera el DVD de "Die bitteren Tränen der Petra von Kant" (1972)

El Otro

OTTO RANK, UNA GUÍA: En su estudio de “El doble”, Rank desarrolla el tema en base a distintas obras analizadas, que van desde lo cinematográfico hasta lo literario. Según señala, “el doble es una división independiente y visible del yo, su aparición se identifica con la soledad de los personajes, percibiéndose y representándose como una fatigosa compañía de un segundo ser”, el acento de esta compañía recae, como también lo declaró Nietzsche, “en la sociabilidad con el propio yo, objetivado como duplicación”. EL ESPEJO suele ser un denominador común en la mayoría de las narraciones. En un relato de J. E. Poritzky aparece como algo amenazante: “Una noche, un doctor Fausto en edad y sabiduría... tuvo la experiencia de verse presa frente a su espejo, de un recuerdo de la infancia que contenía el temor supersticioso de mirar un espejo a medianoche...” En “William Wilson” de Poe, hacia el final del relato, el espejo actúa como debelador de la identidad entre él y su antagonista: “Un gra…